Ya tenemos tarada ganadora! June 05, 2020, 0 Comentarios

#Yosoytarada ya tiene ganadora.  Sonia Molero será quien se lleve uno de nuestros kimonos de saris reciclados. Nos han encantado todas las fotos, y no por la foto en sí, sino por el mensaje que todas las mujeres que han participado han transmitido: apreciar el valor y la belleza de lo imperfecto, de lo diferente, de lo no-normal, de lo tarado. Asumirse, reconocerse y quererse en ese océano de imperfecciones que somos

Eso es lo que buscábamos con este concurso y lo hemos encontrado. Hemos elegido la foto y el texto de Sonia por la fuerza, la sinceridad y las aristas que transmite. Palabras e imagen sin filtros, atrevidas para lo bueno y para lo malo.

Os dejamos que juzguéis vosotras mismas.

“Bajo la amenaza de la incertidumbre he tenido tiempo de reir, llorar, emocionarme, cumplir años pero sobre todo de APRENDER Y VALORAR.

APRENDER a convertir heridas en cicatrices y a convivir con algunas nuevas . A quererme y a tener paciencia con todas mis taras, manías e imperfecciones

VALORAR las cotidianidades domésticas, ir despeinada, sin maquillarme, sentarme en la alfombra. Sentirme alterada, hastiada, asustada…pero viva en una situación hostil.

VALORAR más que nunca a los que siempre están.Únicos, con sus taras e imperfecciones que son las que hacen que les adore. Me han acompañado, animado, motivado, reforzado…me han hecho una tarada feliz.  Foto de mis dos bolsos más antiguos de misterce, viejitos, ajados, pero bellos porque son únicos.

Me han acompañado y me acompañarán en los momentos felices y en otros que no tanto, esos que construyen nuestra vida y nos hacen ser quienes somos”

Aunque Sonia ha sido la ganadora nos ha encantado la reivindicación que Emma hace de las taras como segundas oportunidades para encontrar la belleza en el defecto  “una tara puede hacer que algo simple sea especial y único”  

Nos ha enternecido la  “chaladura” de María que ha confesado plantar misterces en su huerto para ver si se le dan (ojalá María aunque eso acabaría con nuestro negocio). Nos hemos reído con la obsesión de Tati por las market bag intentando pescarlas, con caña incluida, desde su ventana.  

Estamos de acuerdo con Clara cuando dice que si “te comportas tal y como eres corres el riesgo de parecer una loca pero es precisamente en las taras donde reside la esencia de cada uno. A  veces, solo a veces, esa tara es el epejo del alma”. Precioso Clara.

Y qué decir de nuestra otra María que recuerda lo que le decía su madre sobre sus dientes “no hija no, no los arregles, son tu personalidad, sería una pena ser como todas” Y aunque esas palabras no la convencían del todo fue dejando en ella  “un poso de aprecio a lo diferente, a lo imperfecto, al error, a lo singular a lo diverso” asegurando que, precisamente en eso reside para ella la belleza .

Nos hemos identificado mucho con Paola  que hace la siguiente reflexión: “hoy todo tiene que ser perfecto, ideal…pero no a todos nos gusta así … he descubierto que mi familia es imperfecta pero me gusta”.  Confiesa que odia cocinar, las manualidades sobre todo del colegio , “llego cansada de trabajar y con pocas ganas de jugar…Durante la cuarentena reñimos nos enfadamos…no sé cuantas cosas más pero así y todo he cocinado, he hecho manualiadades y tras  todos estos días de encierro nos seguimos riendo juntos, de las cosas sencillas en familia (desayunos, meriendas que nunca pudimos hacer) Nos queremos como nunca a pesar de haber descubierto nuestras imperfecciones, así que sí yo también soy una tarada”.

Nos ha conmovido lo que ha publicado Elena que se define  como “una mujer imperfecta que improvisa cada día, que duda cientos de veces, que convive con el desequilibrio, que camina con una mochila llena de rotos”

Nos gusta mucho lo que dice Lidi sobre las taras: “Son personalidad. Son cosas que solo tú vas a tener y nada ni nadie puede copiarte . No es lo normativo pero sí la esencia. Al igual que en la manera de vestir, en la personalidad e incluso en algunos físicos las taras o lo no normativo hace de una pieza algo único bello e inigualable . Vivan las taras y las taradas” Claro que sí, vivan!!

Y sí, Loli, toda la razón en lo que nos dices de que “ser imperfecto es ser nosotros mismos con nuestros logros y  satisfacciones pero también con nuestras pérdidas y errores”.

Gracias también Dolores por ese Pasodobre da Fragra,con el que le has puesto la banda sonora a tu publicación.

Gracias a todas por formar parte de esta comunidad de taradas pero felices!

What do you want to do ?
New mail
What do you want to do ?
New mail
What do you want to do ?
New mail