Los libros son... April 23, 2020, 0 Comentarios

Gran parte de lo que es Misterce, de lo que yo soy, tiene que ver con los libros. Ellos fueron mi primer gran destino para viajar y después…ya no he podido parar. Así que este 23 de abril, día del libro, he querido contaros) cómo ha sido y cómo  es mi relación con ellos, todo lo que me han aportado y lo que continúan enseñándome.

De pequeña leía compulsivamente y esperaba ansiosa la llegada del comercial del Círculo de Lectores. Mis padres me dejaba escoger dos libros cada vez que llegaba la revista, los que quisiese y así fue como viajé por primera vez a otros lugares, viví otras vidas y pasé mis primeras noches con falta de sueño, porque no era capaz de cerrar las tapas de lo que tenía entre manos.  García Márquez me presentó a Aureliano Buendía, Isabel Allende me ruborizaba, John Irving me hizo reír y Pérez Reverte me acabó de convencer para ser ser periodista...

Uno de mis libros favoritos, que habré releído cien millones de veces y que marco con post it cada vez que lo hago es Todo Mafalda. Cuánto ingenio, humor y sabiduría en esas viñetas de Quino! Guardo como oro en paño Ciento volando de Catorce firmado "Para Isabel, muchos besos" por Joaquín Sabina. No fue en un pueblo con mar, fue en la feria del Libro de Madrid,en 2002, después de un par de horas de cola para 30 segundos de saludo y un libro de poemas para toda la vida. También guardo (ya sin tantos remilgos) los diccionarios del cole, la biblia o los libros de inglés, esto es ya por mi incapacidad para desprenderme de los objetos que han pasado tanto tiempo conmigo... Por tener tengo hasta apuntes de la carrera, pero eso ya es otra historia... 

 

Leo menos literatura últimamente pero vivo igualmente rodeada de libros. La colección de Fashionary me resuelve dudas profesionales de todo tipo, las revistas que Promopress vende en su web son una fuente de inspiración inagotable (mi favorita Textile View Magazine) y los Vogue colecciones los repaso como buenas biblias de la moda. Por su puesto, tengo una inmensa colección de guías de viaje, un poco anacrónica con todo lo que ofrece internet, pero las amo. Colecciono las de los sitios a los que he viajado y las de los destinos que están por llegar (ojalá podamos volver a viajar algún día como antes...) Lonely Planet mis favoritas. Tampoco puedo vivir sin los libros de historia de la moda, historia de los tejidos o los de imágenes maravillosas de Taschen, me hacen sencillamente feliz. 

 

En los últimos años perdí la buena costumbre, leo con menos frecuencia y es siempre una asignatura pendiente, pero aún así y ya en formato digital si pasaron por mis manos algunos que han no quiero dejar de recomendar. Fariña, libro de Nacho Carretero con quien compartí horas de entrenamientos del Dépor cuando los dos nos dedicábamos a otras cosas, todos conocéis la historia de este libro y sus vicisitudes y si no la conocéis os recomiendo que lo pongáis en asuntos pendientes. Patria, Tierra de Mujeres, Los pacientes de Doctor García o Todo esto te daré. En cuanto terminé este último corrí al Centro Municipal de Animales de Coruña a adoptar a López, así que a Dolores Redondo le debo un buen rato con su libro, discusiones con Victoria por lo interesante que era o no  y la compañía, los mimos y el amor que me da mi perrita bonita. Los libros son.... 

 

 

 

--